• Contacto publicidad
  • Envianos tu nota
  • Buscar

Zárate Alerta

Sociedad
13 enero, 2016

Recomendaciones ante la aparición de mariposas negras

Desde el Municipio emitieron un comunicado en que brindan una serie de consejos y aseguran que realizaron la fumigación correspondiente, en septiembre y octubre. Sin embargo se observa gran cantidad de estos insectos que provocan inconvenientes a la salud, como sarpullidos y alergias.

mariposa negra-01

Ante la aparición de gran cantidad de este tipo de insectos creció la preocupación de los vecinos, debido a los problemas que trae para la salud como los sarpullidos y alergias.

Según afirmaron desde la Municipalidad de Zárate se realizó la fumigación de las larvas de la conocida mariposa negra en septiembre y octubre, en los árboles de la Costanera, plazas y calles.

En dichos meses se da el momento oportuno para realizar la fumigación, ya que estas larvas son fáciles de identificar y por su tendencia a agruparse.

Sin embargo en los últimos días aparecieron en la ciudad mariposas negras. Según informaron desde las áreas responsables, estas llegaron ayudadas por el viento desde la isla, donde fumigar es “prácticamente imposible”.

Los síntomas más característicos en los humanos son un brote tipo sarpullido, con intenso picazón que se localiza en todo el cuerpo, pero en particular en las áreas de contacto, como manos y pies.

Esta dermatitis es producida por el contacto con los pelos urticantes que se desprenden del abdomen de la mariposa. Vale resaltar que no es indispensable el contacto directo con el insecto ya que sus pelos se desprenden y se dispersan con el viento, incluso después de muertas.

Esta situación hace inefectivo el procedimiento de fumigación en esta época, ya que el tóxico se libera igual, aseguran desde el Municipio.

Recomendaciones:

· No dejar prendas de vestir tendidas durante la noche ya que las mariposas negras pueden chocar con ellas y diseminar sus espículas tóxicas.

· Sacudir las prendas antes de guardarlas.

· Cubrir las piscinas de lona en los patios para evitar que las polillas entren en contacto con el agua.

· Colocar mosquiteros en ventanas, para que el insecto no ingrese atraído por la luz.

· No intentar pisar al espécimen con el pie descalzo o aplastarlo con la mano.

· No barrer en seco superficies donde se haya depositado el insecto, para evitar levantar los “pelos”. En su lugar, es preferible lavar las zonas en cuestión.