• Contacto publicidad
  • Envianos tu nota
  • Buscar

Zárate Alerta

Deportes
9 febrero, 2018

“Volver a esa cancha me trae el recuerdo del ascenso”

Javier Velázquez ya palpita el choque ante Midland del próximo lunes en condición de visitante. La última vez que jugó en ese estadio, marcó uno de los goles decisivos del ascenso en el 2008.

El lunes 5 de mayo de 2008, Defensores Unidos arribó al estadio de Midland en Libertad para afrontar la fecha 31 del Torneo de Primera D. Aquel día el Celeste selló prácticamente su regresó a la C. Luego de dos derrotas consecutivas y con sólo dos puntos de ventaja sobre su rival, el equipo dirigido por entonces por el Colo Diez pisó fuerte y se impuso por 2 a 1.

El gol del triunfo, o mejor dicho, EL GOLAZO DEL TRIUNFO, lo marcó Velázquez, con un violento disparo de zurda que se coló en el segundo palo. Previamente un regalo para el hincha, doble sombrero a su marca y el resto es historia: “Volver a esa cancha me trae el recuerdo del ascenso. Ahí le ganamos prácticamente el ascenso en su cara y ahora nuevamente vamos por eso” expresó el goleador de CADU.

El choque de este lunes entre el puntero del torneo y uno de los escoltas (Luján comparte posición con el Funebrero) puede ser bisagra para el resto del certamen: “Tenemos un partido difícil, una final que seguro va a ser un punto de quiebre. Esperemos estar a la altura. Vamos a hacer lo nuestro, ir a ganar como en todas las canchas y esperemos sumar los tres puntos para poder ampliar la diferencia” declaró.

En los últimos años, los partidos entre CADU y Midland han tomado mucha importancia, de un lado y del otro. Porque no sólo la disputa de aquel ascenso generó una cierta “rivalidad”, sino también el nefasto 6-0 del Cuervo en el año 2012. En aquel encuentro, Defensores presentó en cancha sólo 8 jugadores (que ni siquiera estaban convocados) producto que el micro que transportaba al plantel no pudo llegar al estadio de Midland por una protesta en la ruta y tanto dirigentes como jugadores del equipo del cual es hincha Agustín Orión se negaron a esperar a la delegación zarateña.