• Contacto publicidad
  • Envianos tu nota
  • Buscar

Zárate Alerta

Actualidad
24 mayo, 2018

Desalojo en Barrio Los Pinos

El día de ayer se hizo efectivo el desalojo de 50 familias que vivían en Barrio Los Pinos de Zárate. Los vecinos y el abogado del dueño legal de los terrenos, coinciden con la estafa por parte de Marcelo Machado.

En Calle 48 y Pavón, pertenecientes al Barrio Cementerio, se vendieron aproximadamente 40 lotes a un valor que oscila entre los 60 y 90 mil pesos cada uno. Los terrenos, pertenecientes a la empresa Ramos Hnos. que presentó quiebra, fueron a remate judicial y luego otorgados por un juez a su nuevo dueño. “En el medio de la transacción, el cuidador de las tierras, en connivencia con un desarrollador de apellido Machado, adquieren los derechos posesorios, lo subdividen y lo venden”, expresó el Dr. Pablo Nocetti, abogado representante del dueño. “La gente no compraba el dominio, compraba el derecho de la familia que quedó como cuidadora del predio”, cuenta y agrega que “hay un avivado que hizo fortuna vendiendo terrenos de forma ilegal”.

Por otra parte, comenta que la gente también tiene cierta culpa, ya que no compró una propiedad, si no que compró un derecho, el cuál no tiene validez. “En enero ya estaba dictada la sentencia de desalojo, pero al haber menores, hubo que reubicarlos en establecimientos públicos junto con el Ministerio y las instituciones correspondientes”. Una vez cumplidos los requisitos, y con “previo aviso de que no debían seguir construyendo”, se procedió ahora sí, al efectivo desalojo.

En primera persona

En el mes de septiembre del año pasado Eliana, junto con su pareja se enteraron de que había unos terrenos en venta en el barrio Los Pinos de calle 48, les dijeron que estaban 80 mil pesos por lo que buscaron contactarse con el que los vendía, el señor Marcelo Machado. “Hablamos con el hombre y nos dijo que él nos financiaba la compra, también dijo que no ponía cartel de venta porque ya los tenía casi todos vendidos”.
Le dieron una seña y el resto de contado, y de otro terreno más, le pagaron 20 mil porque lo estaban financiando en cuotas. Fueron a un escribano de la localidad de Campana e hicieron la posición de los derechos del terreno certificando las firmas de Machado y de su pareja, “creímos que todo estaba en orden”, cuenta. En el mes de febrero luego de pagar la 3er cuota del 2do terreno se enteraron del desalojo, se comenzaron a juntar entre los vecinos para hablar sobre la situación, porque nadie sabia con exactitud el porqué. “Machado nos decía que él había contratado a dos abogados de la ciudad de La Plata y que estaba todo arreglado, que era un mal entendido y que los terrenos eran de él”.

Al no ver ningún avance, nuevamente se juntaron entre vecinos y decidieron “poner cartas en el asunto”, ya que habían invertido mucha plata y obrado de buena fe. Todos tenían el mismo objetivo, que se cancele el desalojo. Para eso, se dirigieron a a la Defensoría del Pueblo y a la Municipalidad, donde dejaron los papeles de compra y venta de todos los vecinos, pero les decían que “ninguno podía hacer nada”.

“Luego de todo el lío que pasamos tuvimos un mes en el que no tuvimos noticias de ningún tipo, hasta el día de ayer 23 de Mayo en el cual nos enteramos de un momento a otro que nos estaban desalojando a todos, con mi pareja no teníamos nada edificado pero sí teníamos alambrado, el cual son salió 35 mil pesos y no se puede recuperar. Hoy por hoy lo que necesitamos es justicia porque todos compramos de buena fe. Marcelo Machado desapareció, no contestó más ningún mensaje y el celular está apagado, íbamos a la casa y nunca salía. Solo queríamos explicaciones, nunca lo agredimos. Queremos que nos devuelvan la plata, porque somos todos trabajadores y JAMÁS usurpamos, creíamos que estaba todo en regla”.