Politica
6 julio, 2018

Renunció el Contador General de la provincia de Buenos Aires

En medio de una compleja situación en el pago a proveedores e incluso en tramitaciones que afectan el sistema de salud, entre otros servicios públicos de la Provincia, la Gobernación decidió el alejamiento de Contador General, Gastón Messineo.

En medio de una compleja situación en el pago a proveedores e incluso en tramitaciones que afectan el sistema de salud, entre otros servicios públicos de la Provincia, la Gobernación decidió el alejamiento de Contador General, Gastón Messineo.

Messineo fue el responsable de la implementación del Sistema Integral de Gestión y Administración Financiera (SIGAF), que se aplicó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con resultados defectuosos en el estado provincial.

Con las formalidades del caso, la explicación extraoficial fue atribuible a problemas de salud del funcionario saliente. La desafectación tiene otro componente: el fracaso parcial del SIGAF como elemento modernizador de todos los trámites en curso en la administración bonaerense.

En el primer trimestre de este año casi no pudo aplicar el sistema. Las liquidaciones a proveedores prácticamente resultaron paralizadas. En el IOMA, los profesionales de la salud (incluidos kinesiólogos, acompañantes terapéuticos, entre otros) no pudieron cobrar a término. El retraso lleva meses.

Ya en junio, la gobernadora María Eugenia Vidal había decidido intervenir la Contaduría con funcionarios del área de Modernización. Ahora se concretó el pase de Inza. La secretaria de Legal y Técnica integró, en su momento, la grilla de postulantes para un lugar en el Tribunal de Cuentas de la Provincia, acéfalo desde la jubilación del vocal Gustavo Fernández. El nuevo destino es menos descansado que ese organismo de control integrado por apenas dos vocales.

Las entidades empresarias advirtieron durante este tiempo el “grave atraso en los pagos”. Las Pymes son las principales afectadas porque, además, deben financiarse con tasas altísimas para sus compromisos mientras aguardan el pago de las acreencias que mantienen con el estado. La retracción de la actividad económica agrava la situación.

Etiquetas: