• Contacto publicidad
  • Envianos tu nota
  • Buscar

Zárate Alerta

Policiales
9 agosto, 2018

Alarma por la ola de robos de autos con inhibidores de señal

La nueva modalidad, preocupa a las autoridades que advierten sobre los riesgos de colocarle la alarma a un vehículo y no verificar si éste se cerró.

¿Cómo funciona?

“Se trata de una modalidad delictiva en la que el ladrón aprovecha el descuido del propietario del vehículo. Debe tenerse en cuenta que cada automóvil tiene una llave codificada que funciona en una determinada frecuencia de radio. La gente está acostumbrada a descender del rodado, accionar la tecla del mando a distancia del cierre centralizado e irse, convencida de que dejó el automóvil cerrado y con la alarma activada”, había explicado Daniel Banda, vicepresidente de la Cámara Argentina de Seguridad Electrónica (Casel), de acuerdo a lo publicado por el diario La Nación.

“En todos esos hechos, los delincuentes apuntaron a los automóviles con un inhibidor de alarma. Se trata de un aparato que manda una señal de radio potente que bloquea la señal enviada desde la tecla que tiene la llave del propietario del vehículo, hacia el propio vehículo. No es que el inhibidor de alarmas sirva para abrir cualquier automóvil. En realidad, los delincuentes usan los inhibidores para evitar que los dueños cierren sus rodados. Entonces, los asaltantes esperan que los propietarios se alejen para abrir las puertas y el baúl con el objetivo de apoderarse de los objetos de valor que puedan encontrar”, expresó Banda.

Operativo en Córdoba, agarraron cuatro jóvenes que andaban a la “pesca” con un inhibidor en el estacionamiento de un supermercado.

Los delincuentes, aprovechan los estacionamientos de los grandes centros comerciales, con mucho recambio de gente y donde pueden permanecer dentro de los automóviles sin que esa circunstancia llame la atención. Tampoco hace falta que el ladrón se aproxime al automóvil elegido como blanco, ya que estos inhibidores tienen un alcance de hasta 40 metros.

Lo que más preocupación causó a las autoridades, es que los malvivientes utilizaban aparatos que pueden obtenerse en sitios de compra en Internet por no más de $1000.

En Argentina, la mayoría de los centros comerciales que, además de modificar las medidas de seguridad, adquirieron equipos que permiten detectar inhibidores de alarmas. Cuando desde la central de vigilancia del shopping se alerta sobre la presencia de un sospechoso que usa el bloqueador de señales, se lo busca a través de las cámaras de seguridad y se avisa al número de emergencias 911.

Por otra parte, ante los cientos de reclamos realizados por usuarios a los supermercados, los mismos comenzaron a poner carteles que rezan “la empresa no se hace responsable por los daños, robos o hurtos en su vehículo. Por favor, asegúrese de cerrarlo con llave”.

Con esto, buscan generar conciencia para que, una vez que las personas bajen de sus vehículos y coloquen la alarma que activa el cierre centralizado, no se queden con la seguridad del sonido sino que verifiquen que las puertas estén efectivamente cerradas.

Etiquetas: