• Contacto publicidad
  • Envianos tu nota
  • Buscar

Zárate Alerta

Actualidad
11 septiembre, 2018

Día del maestro: uno de cada tres trabaja en más de una escuela y advierten que eso empeora la enseñanza

Para llegar a fin de mes, muchos docentes deben recurrir al pluriempleo. Esto pasa tanto en la escuela primaria como en la secundaria. Los casos más extremos, sin embargo, se registran en la secundaria y esta condición de “profesores taxi” afecta más a los estatales, según surge de un informe del Observatorio Argentinos por la Educación basado en la encuesta a docentes que se realizó junto con Aprender 2016. El trabajo fue difundido en el Día del Maestro.

“El pluriempleo de los docentes atenta contra el ejercicio profesional de su rol y la calidad de la enseñanza”, sostiene Claudia Romero, directora del área de Educación de la Universidad Torcuato Di Tella. Según ella, “obedece a las condiciones en que se estructura el trabajo docente”.

Según la especialista, esta realidad se observa “sobre todo en el nivel secundario donde los profesores son contratados por ´horas cátedra´ y se ven obligados a juntar horas en distintas escuelas para llegar a un salario que les permita vivir. Y es más grave en las materias con poca carga horaria. Además hay que tener en cuenta que los docentes en Argentina ganan menos que otros profesionales de calificación similar”.

En la primaria, uno de cada tres maestros trabaja en más de una escuela. El 28% lo hace en dos instituciones y un 3% ejerce en tres o cuatro. En el nivel secundario, el 44% de los docentes tiene horas en tres o más escuelas diferentes. Además, solo un 26% trabaja en una sola escuela mientras que 1 de cada 10 profesores dicta clases en cinco o más colegios.

La fragmentación también se evidencia en la cantidad de cursos que tienen a cargo los profesores en secundaria: el 47% enseña en dos, tres o cuatro cursos, el 20% en cinco, seis o siete cursos y hay un 10% que debe responder por ocho o más cursos.

Si se contempla la situación de los docentes que trabajan sólo en dos instituciones, en este caso son más los del sector privado tanto en primaria (31% contra 27%) como en secundario (34% contra 29%).

En cambio, el panorama se modifica bastante cuando se consulta por los docentes que trabajan en tres o cuatro instituciones, donde los números significativos se ven sólo en el nivel secundario y alcanza al 33% de los estatales, contra el 27% de los privados. Y, si se tiene en cuenta a aquellos que están empleados en cinco o más secundarios, en el sector estatal están los principales afectados: son el 15% contra el 6% en el privado.

​En esta misma línea, Ignacio Ibarzábal, director ejecutivo del Observatorio Argentinos por la Educación, plantea que “poner el foco sobre el pluriempleo docente permite advertir las limitaciones del sistema educativo argentino para avanzar con algunas de las reformas previstas por la Secundaria 2030, como el aprendizaje por proyectos y el trabajo articulado entre asignaturas”.

Flavio Buccino, maestro y especialista en gestión educativa, agrega: “Pese a los diversos modelos orientados a cambiar el tradicional marco contractual y de desempeño laboral de los docentes (sobre todo en secundaria), no se ha logrado avanzar en su implementación. Hay que recordar que las primeras políticas orientadas hacia un modelo de contratación que favorece la concentración horaria de los profesores en un mismo establecimiento tienen origen en 1977, por ejemplo con el denominado Proyecto 13”. Y agrega: “Estos datos demuestran que, 40 años después y aun habiendo existido diversas iniciativas nacionales y jurisdiccionales, lo que verdaderamente ha faltado es la decisión real de las diversas gestiones políticas para impulsar esta transformación”, agrega Buccino.

Romero agrega que “la dispersión del trabajo en varias escuelas multiplica la cantidad de alumnos que los docentes tienen por año e impide que los profesores puedan desarrollar una enseñanza personalizada y alineada con el proyecto de cada escuela. Algunas provincias han avanzado en la contratación por tiempo completo o en la concentración horaria en dos o tres instituciones como máximo. Esa es una política educativa que hay que profundizar”.

Eduardo López, secretario gremial de UTE-Ctera, asegura que “los docentes trabajan en varias instituciones porque el salario es bajo”. Según su punto de vista, “no tiene que ver con un tema de diseño u ordenamiento. No es que no les dan varias horas en una misma escuela, el tema es que no alcanza la plata y muchas veces tienen que hacer doble turno o completar con horas los fines de semana”, remarca. Y agrega: “Otro problema es que además de las horas en el aula está el tiempo que dedicamos a la planificación y la evaluación, el armado de clases y la corrección de exámenes, por ejemplo. Ese es trabajo no rentado ni reconocido”.

En los últimos diez años, algunas jurisdicciones han avanzado en reformas normativas en secundaria para alentar la concentración de horas de trabajo en una misma escuela. Esto se dio en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza. En Corrientes y Tucumán están implementando pruebas piloto en algunas escuelas, con docentes de tiempo completo o parcial.

La reforma más amplia es la realizada por Río Negro, donde la nueva escuela secundaria implementada desde 2017 cambió el sistema de contratación de los docentes: se pasó de horas cátedra a cargos.

Etiquetas: