• Contacto publicidad
  • Envianos tu nota
  • Buscar

Zárate Alerta

Actualidad
13 septiembre, 2018

“Se siente, se siente, Billy inocente”, el grito de apoyo para el carnicero

Su familiares y allegados lo recibieron esta mañana en los Tribunales de Campana, donde se definirá su suerte por matar al ladrón que le robó.

Daniel “Billy” Oyarzún (38) llegó esta mañana a los Tribunales de Campana en un día que va a marcar su futuro: un jurado popular determinará si es culpable o inocente por haber atropellado y matado a Brial Emanuel González (24), uno de los dos ladrones que lo asaltaron en su carnicería de Zárate.

El imputado fue recibido por una veintena de amigos y familiares que le hicieron una bandera: “Zárate te apoya, Billy“, le escribieron. Además, cuando ingresaba junto a su abogado Ricardo Izquierdo, estas personas le cantaban: “Se siente, se siente, Billy inocente“.

En declaraciones al portal Enlace Crítico, de Campana, Oyarzún dijo estar “con mucha angustia”, aunque también “tranquilo” y “con la frente en alto, como siempre lo fui y con la fe que me transmite la gente”.

“Los nervios me juegan en contra”, sostuvo y reclamó que “se haga justicia” por el caso registrado el 13 de septiembre de 2016.Este miércoles mantuvo un picante cruce con el fiscal José Luis Castaño. El carnicero puntualizó: “Acá hubo un accidente con tanta mala suerte que el chico estaba ahí. A mí nadie me ayudó, nadie me devolvió nada. Yo qué sé si él no tenía la plata. A mí nadie me iba a devolver nada. A lo mejor hasta se la agarraban ellos, la Policía, la Justicia. Qué sé yo”.

El primer día del juicio, el lunes, Oyarzún declaró ante el Tribunal y fue duro con los asaltantes. “Ellos no salen a trabajar, salen a delinquir. Agarré un cuchillo y di un golpe, ahí tiró de nuevo contra el freezer y se fueron en la moto. Yo salí en el auto a buscar lo mío”, aseguró.

“Hoy tengo una muerte encima y no me la voy a poder sacar. Mi viejo me hizo las manos para trabajar, yo tendría que estar en mi trabajo, no acá. Los delincuentes no sirven, hay que ponerlos a todos en una bolsa y tirarlos a la basura. Si me condenan acá, me van a condenar con la frente en alto, como un trabajador y un padre de familia, nunca como un delincuente“, sostuvo.

Si lo condenan, Oyarzún podría recibir una pena de entre 8 y 25 años de prisión. El jurado popular, compuesto por 12 vecinos (6 mujeres y 6 hombres), sellará su destino.

Etiquetas: