Informes
20 noviembre, 2018

Que hay detrás del peligroso abandono de la Ruta 6

El constante ataque a los automovilistas en el tramo Zárate-Campana, la presentación de quejas, el delito, los brutales accidentes y la masiva difusión de los inconvenientes que se viven al transitar la ruta parecen no establecer compromiso genuino por parte de las autoridades.

Quién haya manejado por la Ruta Provincial 6 sabe que durante largos tramos es un camino de cráteres, dónde de un minuto al otro se producen llamativos contrastes. El trayecto entre la autopista de Ezeiza – Cañuelas y Luján, está plagado de pozos en la mano que va a Zárate. Sin embargo, del otro lado, se encuentra en perfectas condiciones. Esto se produce por la interrupción de las obras que inician y suspenden desde hace más de seis años, y claro, a la falta de mantenimiento en una de las arterias más importantes del Mercosur.

Desde la Dirección de Vialidad Nacional informaron que durante el año se produjeron 64 accidentes, aunque no detallaron cuántas fueron las víctimas fatales. Tampoco dieron cuenta del registro de denuncias al respecto. La semana pasada, los concejales de Campana Axel Cantlon, Rosa Funes y Carlos Gómez presentaron un proyecto para solicitar a Vialidad Provincial la inmediata reparación de la ruta. “Como es de público conocimiento la ruta provincial Nº 6 presenta un deterioro importante en todo el tramo que atraviesa el Partido de Campana”, explicaron los ediles.

Hace un mes, la legisladora oriunda de Zárate, Patricia Moyano, presentó un pedido de informes a la gobernadora para conocer qué medidas ha tomado la Dirección de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires (DVBA) para controlar in situ el avance de las obras que se realizan, así como la cantidad y calidad de los materiales utilizados en las mismas respecto a tareas en distintos tramos de la ruta 6 y solicitó se informe el estado de la obra respecto del trayecto Zárate-Campana, Campana-Zárate. Todos los reclamos siguen sin respuesta.

Un problema de años

Construida en 1970 con la finalidad de aliviar el tránsito de camiones en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires, la ruta en cuestión es el lazo entre los puertos de La Plata, Zárate y Campana. A lo largo de 180 km recorre otras nueve localidades: Exaltación de la Cruz, Pilar, Luján, Gral. Rodriguez, Gral. Las Heras, Marcos Paz, Cañuelas, San Vicente y Brandsen.

En el foro de la Asociación Civil Luchemos por la Vida aparecen decenas de denuncias que se repiten a lo largo de los años. En 2008 un conductor relató: “Regresando de Buenos Aires, se presentó a mi derecha un enorme bache. Rompí eje, llanta y cubierta. Si todos los laburantes pagamos impuestos, ¿quién paga el arreglo de mi herramienta de trabajo y el riesgo de muerte que corrimos mi hijo y yo? Cuántas vidas se habrán comido estos pozos, producto de la corrupción que maneja el mantenimiento de estos caminos de la muerte”. La situación se repite una y otra vez, son más de 200 mil vehículos los que recorren a diario el trayecto, y decenas de muertes anuales que siguen ignorándose.

Cabe destacar, que durante la campaña electoral de 2015 se activó la máquina de cortar cintas. La ruta N° 6 puede certificar cuatro actos de inauguraciones por parte del ex Gobernador Daniel Scioli. 

De tras fondo, el cobro de peaje

Lleven granos o ganado en sus acoplados, a los gigantes del asfalto no les importa frenar súbitamente, inclinarse a la banquina o cambiar de carril cuando aparece un pozo. Desde Autopistas de Buenos Aires confirmaron que los pozos se producen por el impacto de los camiones, y destacaron la importancia de cobrar peaje para implementar mejoras en la calzada.

Aunque el proyecto existió, a raíz de una queja por parte de Defensoría del Pueblo se encuentran suspendidos los trabajos en la autovía.