• Contacto publicidad
  • Envianos tu nota
  • Buscar

Zárate Alerta

Sociedad
27 noviembre, 2018

La joven con problemas psiquiátricos sigue en la calle

¿Hasta cuando? Los vecinos rezan por la joven que vive en situación de calle, durmiendo sobre cartones desde junio pasado. La gente busca cubrir las necesidades básicas de la mujer, quien padece trastornos psiquiátricos desencadenados por una vida familiar marcada por los maltratos más aberrantes.

Como adelantábamos la semana pasada, el servicio de familia municipal tomó intervención de la causa desde el momento de la denuncia, y lograron que el Juzgado de Familia tome posesión del caso para que finalmente se ordene la internación de la joven. La orden se emitió con éxito para hacer realidad su traslado al Instituto Estévez. Sin embargo todavía la Comisaría 1ra de Zárate no cumplió con el oficio  impartido por la justicia, todavía no buscó a la mujer y ahora, vive de los alimentos que le dan los vecinos.

En las redes sociales comenzaron a tomar cuenta del tormento que azota a la joven, quienes por estos días le acercan un plato de comida, un desayuno, una merienda e intentan arroparla ante la falta de abrigo, carencias propias de no contar con el calor familiar. Las primeras publicaciones realizadas por los propios vecinos remiten a junio pasado, circunstancia en la que notificaron sobre la presencia de una chica que dormía sobre cartones en España 1323.

Justamente en la vereda de una casa en la cual residía un hombre que le habría brindado alojamiento, luego de que su madre la echara de su hogar. No obstante, el individuo, con quien mantuvo una relación amorosa, envuelta en diferentes situaciones de violencia de género, la obligaba a dormir en la calle, y posteriormente se marchó del lugar cuando advirtió que quienes se solidarizaron con su pareja acudieron a las autoridades.

Producto de los infiernos que atravesó Cintia en manos de sus seres queridos comenzó a manifestar trastornos psiquiátricos, principalmente esquizofrenia, cuadro por el cual fue asistida en un centro de salud cercano, cuyo personal médico hasta la ayudó a bañarse. Sin embargo, al no contar con ninguna orden judicial que determine su internación en un hospital psiquiátrico, la mujer retornaba a la intemperie.

Etiquetas: