Politica
31 enero, 2019

Vidal decidió no adelantar las elecciones

Según explicaron, el motivo fue para que los bonaerenses no fueran a votar en varias oportunidades y para "no cambiar las reglas de juego a poco de la elección"

Luego de varios meses de especulaciones, evaluaciones e incertidumbres, la gobernadora María Eugenia Vidal le confirmó a su gabinete que las elecciones bonaerenses se desarrollarán de manera unificada con las nacionales, como es una tradición en la provincia. De esta manera le pone fin a las idas y vueltas, que habían causado varios desencuentros y desavenencias entre los gobiernos Nacional y de la provincia y también al interior del gabinete del presidente Macri.

En la mesa chica de Vidal pusieron en la balanza los pros y los contras de la decisión de adelantar las elecciones y prevaleció no cambiar el cronograma, en consonancia con lo que pedía la Casa Rosada. En especial, el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Los argumentos políticos en contra del desdoblamiento eran contundentes y en La Plata se decidió que era conveniente terminar rápido con todas las especulaciones . Demorar el anuncio de una decisión que era inevitable podía generar un desgaste en la figura de la gobernadora porque la mostraba especulando con el calendario electoral.

Quien hizo pública la decisión fue el jefe de Gabinete de la gobernadora, Federico Salvai. “No queremos que la gente vaya más veces a a votar, no nos parece cambiar las reglas de juego a poco de la elección. Y porque es más costoso”, fueron los motivos alegados por el funcionario. Y agregó: “Cambiemos va a jugar en equipo y Vidal cree que tiene buenas chances de triunfo para ser reelecta”. Este es otro aspecto que se evalúa: que la coalición tenga una estrategia nacional, más allá de intereses territoriales.

Los más interesados en la idea de desdoblar eran los intendentes radicales y del PRO del conurbano. Consideraban que las elecciones unificadas podían perjudicarlos, porque la gestión de Macri tiene un alto porcentaje de rechazo en sus distritos y porque Cristina Kirchner muestra una buena performance. El riesgo de ponerlos en juego sería mayor. Vidal evaluó los planteos y, como se dijo, puso en la balanza la cuestión.

La relación entre el Presidente y la gobernadora había retomado los carriles normales durante la última semana. Anteayer, por caso, ambos participaron de un acto en Mar del Plata. Y antes de eso habían tenido dos encuentros. Lejos del faltazo de principio de año, cuando Vidal no estuvo en Villa La Angostura en la reunión de gobernadores de Cambiemos de la que participaron el mendocino Alfredo Cornejo, el jujeño Gerardo Morales y el porteño Horacio Rodríguez Larreta. Fue el punto más alto de las suspicacias y los rumores.

De esta forma y tal como lo adelantó El Economista, Cambiemos intenta ordenar su oferta electoral desde el vértice superior, con una estrategia nacional unificada. Resta saber qué hará el resto de las provincias que la coalición gobierna, donde no hay definiciones al respecto. Macri había sugerido la idea de unificar, pero a su vez Cambiemos necesita mostrar algún triunfo propio para intercalar en la seguidilla de triunfos previstos del peronismo en el interior. La Ciudad de Buenos Aires, que tradicionalmente votó de manera separada y que el año pasado modificó su legislación para tener la posibilidad de votar de manera unificada, ¿será la excepción?