Lo que podría convertirse en una nueva norma, se establece dentro un sistema de responsabilidad penal juvenil, para que los jóvenes desde los 15 años puedan ser juzgados por delitos graves, como violaciones, robos con arma de fuego u homicidios, entre otros.

El diputado Petri expresó que la edad de imputabilidad debe estar en sintonía con la comprensión del delito y, a partir de allí, someter al implicado a un proceso penal que le reproche la conducta que cometió. “Cuando a un delito no se lo investiga producto de que el autor es inimputable, a una víctima se la condena a la impunidad del delito. Creemos que es indispensable discutir todo el sistema para que los menores no entren en conflicto con la ley penal, para que existan medidas de prevención efectivas, para que los menores que comienzan a cometer faltan o contravenciones no continúen en la escalada criminal”, dijo, y resaltó que es necesario un fuerte trabajo socioeducativo por parte del Estado para garantizar la reinserción en la sociedad de los menores que aparentan un desvío.

Manifestó además que, al margen, en la actualidad existe una demora estatal a la hora de actuar frente a problemas como las adicciones, lo cual termina generando vicisitudes extras como son los delitos, muchos de los cuales son graves. “La respuesta no solamente tiene que ser penal, sino comunicativa, social y eso es lo que hoy no está ocurriendo. Las alertas generalmente se encienden cuando se comete un delito grave y esas alertas terminan siendo insuficientes.
Sobre cierta postura más “garantista” que posee la oposición, el legislador puntualizó que “están en la vereda de enfrente”. “Sabemos que el kirchnerismo no quiere modificar el régimen de responsabilidad penal juvenil, nosotros creemos que ese régimen ha fracasado y fracasa todos los días, y creemos que es absolutamente imprescindible hacer un sistema integral y bajar la edad de imputabilidad”, concluyó.